Páginas vistas en total

jueves, 2 de mayo de 2013

Gertrude Stein



Gertrude Stein (Allegheny, Pennsiylvania, 3 de febrero de 1874 - París, 27 de julio de 1946)  fue una escritora y poetisa americana. Además de tener una genialidad literaria, fue una de las personas que más influyó en la cultura del siglo XX. Su aporte a las carreras artísticas de varios personajes importantes de la época como Picasso y Matisse, entre otros, fue de vital importancia. 

Fue una de las mujeres más retratadas por los pintores y escultores de la primera mitad del siglo XX y sigue siendo una fuente de inspiración para muchos artistas actuales. Fue proclamada como una de las fundadoras del modernismo literario. Sus experimentos con el lenguaje a menudo son de difícil lectura, planteando analogías con Wirginia Woolf y James Joyce, pero su radical reformulación de las frases y estilo repetitivo y rítmico, le han dado a la literatura algunas citas memorables, como por ejemplo: Una rosa es una rosa es una rosa y Cuando esto tu veas recuérdame

Gertrude Stein, la más pequeña de cinco hermanos, nació el 3 de febrero de 1874 en Allegheny, Pennsylvania, en una familia muy respetable y burguesa, como ella misma escribe. Creció en California, protegida y mimada por sus padres y hermanos. Se mudo junto a su hermano Leo en 1897 a Cambridge, de Massachussets, donde estudió biología y filosofía en el Radcliffe Institute for Women de la Universidad de Harvard. En Baltimore realizó estudios de psicología y medicina, en la escuela de medicina John Hopkins. La medicina la aburría. No soportaba lo anormal y no aprobó los exámenes. Trabajó en el centro de maternidad y posteriormente transformó esas experiencias en su narración Melanctha.

Residente en Francia desde 1903, su casa se convirtió en un centro de reunión de los movimientos de vanguardia con mayor influencia en las artes y letras del siglo XX. En 1925 obtuvo notoriedad con Ser norteamericanos. Su obra, que abarca el ensayo, la autobiografía, la poesía y el teatro, se caracteriza por un alto nivel experimental y se la considera una renovadora del género memorialístico por textos como La autobiografía de Alice B. Tolekin (1933) y La autobiografía de todo el mundo (1937). 




En 1903 viajó con su hermano Leo a Europa. En París abrió un salón literario, que se convertiría en el centro del avant-garde. Gertrude Stein era suficientemente joven para entender a los artistas, suficientemente madura para patrocinarlos y suficientemente acaudalada para comprar sus pinturas. Adquirió numerosos cuadros de genios que en ese entonces eran desconocidos: Cézanne, Monet, Renoir, Daumier, Gauguin y Picasso.

Su primera adquisición de una obra de Henri Matisse, Femme au chapeau (1905)  dio comienzo a una relación de amistad entre ambos. En 1906 conoció a Picasso. Y a pesar de que su retrato no le gustó, acompañó a Picasso en el camino que lo llevaría a la fama. Ambos pintores, Matisse y Picasso, se encontraron por primera vez en el Salón de Gertrude Stein. Picasso retrató a una Gertrude Stein, pensativa, escuchando atentamente. El cuadro se encuentra actualmente en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York. 

Por su apoyo incondicional a los artistas nacientes, a la escritora se la comenzó a llamar la madre del modernismo y la gran consejera de la generación perdida de escritores estadounidenses. En Gertrude Stein todos estos artistas encontraron a una crítica que apoyaba la innovación y la búsqueda constante de narrativas con identidad propia, emplazándola en una de las figuras más carismáticas de París, y a su hogar un templo donde acudían los artistas neófilos y los consagrados. 



Retrato de Gertrude Stein, Pablo Picasso

El prestigio artístico de Gertrude Stein era notable y a sus reuniones literarias y pictóricas acudían todos los intelectuales norteamericanos y europeos del momento. Pasaron por aquellas reuniones personajes como Pablo Picasso, Henri Matisse, Marcel Bracque, Guillaume Apollinaire, Juan Gris, Mina Loy, Djuna Barnes, Ernest Hemingway y Sherwood Anderson, entre muchos otros grandes artistas y escritores jóvenes del momento. En aquellas tertulias se discutía sobre la modernidad, las amistades, la situación social norteamericana y el futuro del arte europeo.

Gertrude Stein le otorgó un nuevo papel a la palabra, sus narrativas circulan por el arte de la repetición sonora que le otorgan a la palabra un carácter de artefacto verbal con existencia independiente y con una fuerte carga emotiva que desvía las expectativas del lector, acostumbrado a una lectura lineal.

Fue famosa por sus experimentos linguísticos, desarticulaba las palabras de sus asociaciones comunes, buscaba restablecer su fuerza y sus significados originales, usaba la puntuación que correspondía al ritmo de la oración. De esta forma sus trabajos fueron calificados como profundos por algunos y considerados ejemplos de lo incomprensible, por otros. 

Algunas de sus obras fueron las siguientes: 


  1. A la recherche d'un homme peintre (A la búsqueda de un hombre pintor, 1922)
  2. The making of Americans (Ser americanos, 1925)
  3. Four Saints in Three Acts (1929)
  4. Geography and Plays (Geografía y Teatro,1922)
  5. Useful Kowledge (Conocimiento útil, 1929)
  6. How to write (Como escribir, 1929)
  7. The Autobiography of Alice B. Tolekin (La autobiografía de Alice B. Tolekin, 1933)
  8. Lectures in America (1935)
  9. Everybody's Autobiography (Autobiografía de todo el mundo, 1937)
  10. Picasso (1938)
  11. The world is round (El mundo es redondo, 1938)
  12. Ida, a novel (Ida, Mondadori, 1941)
  13. Wars I have seen (Las guerras que he visto, 1945)
  14. Reflections of the Atom Bomb (Reflexiones sobre la Bomba Atómica, 1946)
  15. The Mother of Us All (La madre de todos nosotros, 1949)
  16. Alphabets and Birthdays (Alfabetos y Cumpleaños, 1957)
  17. París, France (1940)




No hay comentarios:

Publicar un comentario