Páginas vistas en total

lunes, 8 de abril de 2013

Carl Orff



Carl Orff (Múnich, 10 de julio de 1895 - 29 de marzo de 1982) fue un compositor alemán que puede ser enmarcado dentro de la corriente del neoclasicismo musical. Sobre todo es conocido por su obra Carmina Burana, y también por desarrollar un sistema de enseñanza musical para niños que ha tenido notables resultados. 

Comenzó a estudiar piano a la edad de cinco años y también tomó lecciones de órgano y cello, aunque se mostró más interesado en la composición que en el estudio dedicado a la interpretación musical. Desde edad muy temprana Orff escribió y puso en escena obras de títeres para su familia, componiendo la música para piano, violín, cítara y glockenspiel (instrumento de percusión idiófono que consiste en un juego de láminas metálicas afinadas. Haendel lo utilizó en su oratorio Saúl y Mozart en su última ópera, La Flauta Mágica), para acompañar sus obras. Además publicó, en 1905, un cuento en una revista para niños y comenzó a escribir un libro acerca de la naturaleza mientras, en su tiempo libre, disfrutaba coleccionando insectos. 

En 1912, a la edad de 12 años, comenzó a publicar parte de su música. Muchos de sus trabajos de juventud están inspirados en la poesía alemana. Entre 1911 y 1912 Orff escribió Zarathustra Op. 14, un amplio trabajo para barítono, tres coros y orquesta, inspirado en la obra filosófica de Friedrich Nietzsche, Así habló Zarathustra. En 1913 compuso una ópera o drama musical titulada Gisei el sacrificado. Influenciado por el compositor impresionista Claude Debussy  comenzó a utilizar inusuuales y coloridas combinación de instrumentos en su orquestación. 

A mediados de la década de 1920 comienza a formular un concepto que llamó música elemental, basada en la unidad de las artes, simbolizadas por las antiguas musas griegas, involucrando el tono, la danza, la poesía, la imagen, el diseño y el gesto teatral. Como muchos otros compositores de la época se vio influenciado por Igor Stravinsky. Mientras otros seguían en el estilo neoclásico, Orff se interesaba más por obras como Les noces (La boda), una evocación cuadi folclórica de los antiguos ritos de boda. Comenzó a adaptar obras musicales de eras tempranas para la representación teatral de su tiempo, incluyendo la ópera de Claudio Monteverdi, Orfeo (1607). La versión de Orff. Orpheus  fue puesta en escena en 1925 en Mannheim, Alemania, utilizando algunos de los instrumentos de la ejecución de 1607. 





Tras fundar en 1924, junto a Dorothee Günther la Escuela Günther para gimnasia, música y danza en Múnich, Orff fue jefe de departamento de dicha escuela hasta el fin de su vida. Allí trabajó con alumnos principiantes y desarrolló sus teorías en educación musical, teniendo un contacto constante con los niños. En 1930 publicó un manual titulado Schulwerk, donde comparte su método educativo. 

Su trabajo más famoso, Carmina Burana se basa en la homónima Carmina Burana, una colección de cantos goliardos de los siglos XII y XIII reunidos en el manuscrito encontrado en Benediktbeuern en el siglo XIX. Escritos por monjes y juglares, la colección atrajo a Orff por lo diverso de sus versos que eran tanto humorísticos, tristes o sugestivos. Eligió unos veinte al azar y los arregló en crudas canciones para solistas y coro, acompañados por instrumentos y mágicas imágenes. 

Estre trabajo ejemplifica la búsqueda de Orff por un idioma que pueda relevar el elemental poder de la música, permitiendo al oyente experimentar la música como una fuerza primitiva y abrumadora. La poesía de los Goliardos, que no solo cantaban al amor y al vino, sino que también se burlaban de la clerecía, encajaba perfectamente en su deseo de crear una obra musical que apelara a la musicalidad fundamental que, como él creía, toda persona poesía. Absteniéndose de una desarrollada melodía y una compleja armonía y articulando sus ideas a través de sonidos básicos y patrones rítmicos fácilmente discernibles, Orff creó un idioma que muchos hallarán irresistible.

Carmina Burana forma la primera parte de las cantatas representadas, llamadas Troinfi, todas basadas en textos latinos. Las otras dos partes son Catulli Carmina y Trionfo di Afrodite. La primera representación, en 1937, fue un gran adelanto estilístico que trajo rápidamente fama a Orff, quien toma Carmina Burnana como el real inicio de su carrera, ordenando a sus editores destruir todos sus trabajos previos, una orden que, afortunadamente, fue desoída. 







La relación de Orff con el fascismo alemán y el Partido Nacionalsocialista ha sido materia de un considerable debate y análisis. Sus Carmina Burnana fueron muy populares en la Alemania Nazi  y su estreno en Fráncfort del Meno en 1937 fue causa de numerosas representaciones. Pero la composición, con sus ritmos poco usuales, fue también denunciada con argumentos racistas. Carl Orff fue uno de los pocos compositores alemanes que respondieron a la llamada oficial para escribir nueva música incidental para El sueño de una noche de verano, después de que la música de Felix Mendelssohn Bartholdy  fuera prohibida. 

Las Carmina Burana hicieron que el nombre de Orff se difundiera por el ambiente cultural nazi. Orff fue amigo de Kurt Huber, uno de los fundadores del movimiento de resistencia la Rosa Blanca, que fue condenado a muerte por la Corte del Pueblo Alemán y ejecutado por los nazis en 1943. 

De esta época datan las dos óperas más conocidas de Orff. Llamó a sus obras Der Mond (La Luna, 1939) y Die Kluge (La Astuta, 1943), óperas de cuentos de hadas. Ambas composiciones muestran el mismo sonido intemporal, pues no emplean ninguna de las técnicas musicales del período en que se compusieron, con la intensión de que fueran difíciles de definir como pertenecientes a una era en concreto. 

Muchas de las obras posteriores de Carl Orff, Antigonae (1949), Oedyphus el Tirano (1958), Prometheus desmotes (1967) y De temporum fine comoedia (1971), estaban basados en textos o temas de la antigüedad. Las mismas extienden el lenguaje utilizado en Carmina Burana de formas interesantes, pero son costosas de montar y no son óperas en el sentido convencional del término. Han sido representadas ocasionalmente en Alemania. 

Carl Orff muere a la edad de 86 años, el 29 de marzo de 1982, en Múnich. Su vida atravesó cuatro períodos históricos importantes: el Imperio Alemán, la República de Weimar, la Alemania Nazi y la Alemania Occidental de la posguerra. Orff fue enterrado en la capilla del monasterio de estilo barroco de Andechs, al sur de Múnich. Su lápida muestra escrito su nombre, la fecha de nacimiento y de decesos y la inscripción latina Summus finis (es decir, El fin más alto). 




No hay comentarios:

Publicar un comentario