Páginas vistas en total

domingo, 12 de agosto de 2012

Gilbert Bécaud


Gilbert Bécaud (Toulon, 24 de octubre de 1927 - París, 18 de diciembre del 2001). Cantante, compositor musical y actor francés, nació en Toulon el 24 de octubre de 1927 con el nombre auténtico de François Gilbert Silly. A mediados de la década de 1950 se convirtió en una de las grandes figuras de la canción de Francia y algunos de sus temas, adaptados por leyendas musicales como Sinatra, Dylan o Elvis Presley encumbraron durante años las listas de éxitos de medio mundo.

Criado en una familia de comerciantes, el joven Silly no era un buen estudiante, aunque demostró una habilidad excepcional para tocar el piano desde la infancia y con nueve años ingresó en el Conservatorio de Nice. Finalizada la Segunda Guerra Mundial y la ocupación alemana, se instaló en París donde encontró empleo como pianista en distintos clubs nocturnos. En la capital gala conoció a Charles Aznavour y a Edith Piaf, la gran dama de la canción francesa que interpretó varios de sus primeros temas, como Je t'ai dans mon peau (Te llevo en mi piel). Tomada la decisión de adoptar el nombre artístico de Gilbert Bécaud, su carrera discográfica despegó en 1953, con la edición de un álbum que recogía cuatro temas: Les Croix, Mes mains, Viens y Quand tu danses.

Plenamente introducido en los ambientes musicales parisinos y con el respaldo de un primer trabajo bien recibido por crítica y público, en 1954 fue invitado a la reapertura del teatro Olympia, escenario talismán para el cantante donde, a lo largo de su dilatada carrera, fue protagonista absoluto en más de treinta ocasiones. En 1955, durante un segundo recital en la legendaria sala parisina, el concierto finalizó con un éxito abrumador y con las butacas destrozadas por un público joven electrizado con la apasionada interpretación de Bécaud. Al final de la década se había ganado el apodo de monsieur 100.000 vatios, por su peculiar manera de interpretar, tocar y moverse por el escenario. 

Sus composiciones tardaron poco tiempo en saltar fronteras, y ya en 1953 Mes mains, alcanzó el número 1 de la lista de éxitos británicos. Dos años más tarde, Je t'appartiens logró idéntico resultado en los mercados discográficos de Gran Bretaña y los Estados Unidos. Le jour oú la pluie viendra , otro de sus temas más populares, arrasó en toda Europa, incluida Italia. A partir de 1955, Bécaud consagró gran parte de su tiempo en largas giras por Europa y el norte de África, donde firmó más de 250 galas anuales.


Los éxitos se sucedían con nuevas canciones como La corrida (1956), Les marchés de Provence (1957) o C'est merveilleux l'amour. La versión de Jane Morgan de Si je pouvrai  revivre un jour ma vie (If  Only I Could Live My LIfe Again), subió a lo más alto de las listas británicas en 1958. Pero, sin dudas, su éxito más celebrado fue Et maintenant, tema grabado en 1961 que ha sido adaptado más de 150 veces por distintas voces anglosajonas. 

Después llegaron Nathalie, T'es venu de loin, L'Orange y Un peu d'amour et d'amitié que grabó en varios idiomas. Una nueva gira mundial a finales de los setenta llevó al autor francés a conquistar mercados internacionales tan lejanos como el japonés, donde se versionó L'important c'est la rose. En 1982 grabó en español Murió el amor,una adaptación de L'amour est mort y Septiembre amor, una versión de la original C'est en septembre. Para celebrar el bicentenario de la independencia americana, Bécaud  compuso, en 1976, 200 Years Ago, un tema basado en el texto de Pierre Salinger que interpretó ante un concurrido auditorio, en Washington.

Además de sus centenares de canciones, Bécaud había compuesto, en 1962, L'Opera de Aran, una incursión en el género lírico, que se estrenó en el teatro parisino de los Campos Elíseos, y en 1985 experimentó con un musical, Madame Roza. Paralelamente a su carrera musical mantuvo una estrecha relación con el mundo del cine, primero como autor musical, y luego también como actor. Su debut en la pantalla grande se produjo en 1956 con Le pays d'ou je viens, cinta de Marcel Carné, en la que participó igualmente como autor de la banda sonora. Después llegaron otros títulos como Casino de París (1958), Les femmes des autres (1959), Les Petits Matins, Un Homme Libre y Toute una vie (1973).

Dotado de una sorprendente vitalidad, a principios de la década de 1990 fue intervenido quirúrgicamente de un tumor en la mandíbula que no le impidió reaparecer en el año 2000 con un nuevo éxito SOS Mozart, o grabar su último disco, Mon Cap. Víctima de un cáncer de pulmón, en diciembre del año siguiente fallecía en su casa parisina, uno de los grandes mitos de la canción francesa.




No hay comentarios:

Publicar un comentario