Páginas vistas en total

lunes, 23 de enero de 2012

Giovanni Boccaccio

GIOVANNI BOCCACCIO





Giovanni Boccaccio (1313 - 21 de diciembre de 1375) fue un escritor y humanista italiano. Es considerado uno de los padres, junto a Dante y Petrarca de la literatura en italiano. Compuso también varias obras en latín. Es recordado sobre todo como autor de Decamerón.

Giovanni Boccaccio nació en junio o julio de 1313, hijo ilegítimo del mercader Boccaccio (Boccaccino) di Chellino, agentede la poderosa compañía mercantil de los Bardi. Nada se sabe con certeza acerca de la identidad de su madre. Se discute donde pudo haber nacido Boccaccio: pudo haber nacido en Florencia, en Certaldo, o incluso, según algunas fuentes en París, lugar al que su padre debía desplazarse a menudo por razones de trabajo. Se sabe que su infancia transcurrió en Florencia y que fue acogido y educado por su padre, e incluso continuó viviendo en la casa paterna después de 1319, cuando el mercader contrajo matrimonio con Margherita dei Mardoli. Boccaccio vivió en Florenciahasta 1325 o 1327, cuando fue enviado por su padre a trabajar en la oficina de la compañía de los Bardi tenía en Nápoles.

Como Boccaccio mostraba escasa inclinación hacia los negocios, el padre decidió, en 1331 encaminarlo hacia el estudio del Derecho Canónico. Tras un nuevo fracaso se dedicó por entero a las letras, bajo la tutela de destacados eruditos de la corte napolitana, como Paolo de Perugia y Andalò di Negro. Frecuentó el ambiente refinado de la corte de Roberto de Anjou, de quien su padre era amigo personal. 

La mañana del 30 de marzo de 1331, cuando el autor tenía veinitrés años, conoció a una dama napolitana de la que se enamoró apasionadamente (el encuentro se describe en su obra Filocolo), al que inmortalizó con el nombre de Fiametta, a la que cortejó sin descanso con canciones y sonetos. Fiametta abrió a Boccaccio las puertas de la corte, y lo que es más importante, lo impulsó en su incipiente carrera literaria. Bajo su influencia escribió sus poemas y novelas juveniles, desde el Filocolo al Filostrato, la Teseida, el Ameto, la Amorosa Visión y la Elegía de Madonna Fiametta.



En diciembre de 1340, después de unos 13 años en Nápoles, tuvo que regresar a Florencia debido a un grave revés financiero sufrido por su padre. Entre 1346 y 1348 vivió en Rávena, en la corte de Ostacio da Polenta, y en Forli, como huésped de Francesco Ordelaffi, allí conoció a los poetas Nereo Morandiy Checco di Meletto, con los cuales mantuvo correspondencia.

En 1348 regresó a Florencia donde fue testigo de la peste que describe en el Decamenón. En 1349 murió su padre, y Boccacciose estableció definitivamente en Florencia para ocuparse de lo que quedaba de los bienes de su padre. En la ciudad del Arno llegó a ser un personaje apreciado por su cultura literaria. El Decamerón fue compuesto durante la primera parte de su estadía en Florencia, entre 1349 y 1351. Su éxito le valió ser designado por sus conciudadanos para el desempeño de varios cargos públicos: embajador ante los señores de Romaña, en 1350, camarlengo de la Municipalidad (1351) o embajador de Florencia ante la corte papal de Aviñón en 1356 y 1365.

En 1351 se trasladó a Padua, donde vivía Petrarca, a quien había conocido el año anterior, para invitarlo a instalarse en Florencia como profesor. Aunque Petrarca no aceptó la propuesta, entre ambos escritores nació una sincera amistad, que se prolongaría hasta la muerte de Petrarca, en 1374.



La tranquila vida de estudioso que Boccaccio llevaba en Florencia, fue interrumpida bruscamente por la visita del monje sienés Gioacchino Ciani, quien lo exhortó a abandonar la literatura y los argumentos profanos. El monje causó tal impresión en Boccaccio, que el autor llegó a pensar en quemar sus obras, de lo que fue afortunadamente disuadido por Petrarca.

En 1362 se trasladó a Nápoles, invitado por amigos florentinos, esperando encontrar una ocupación que le permitiese retomar la vida activa y serena que había llevado en el pasado. Sin embargo, la ciudad de Nápoles de la época de Juana I de Anjou era muy distinta de la ciudad próspera, culta y serena que había conocido en su juventud. Tras una breve estadía en Venecia para saludar a Petrarca, se retiró a su casa en Certaldo, cerca de Florencia, para vivir aislado y poder dedicarse a la meditación religiosa y al estudio, actividades que solo interrumpieron algunos breves viajes a Nápoles en 1370 y 1371. En el último período de su vida recibió del ayuntamiento de Florencia, el encargo de realizar una lectura pública de La Divina Comedia de Dante, que no pudo concluir a causa de la enfermedad que le causó la muerte el 21 de diciembre de 1375.

  • La Elegía de Madonna Fiametta fue el modelo de la novela sentimental española del siglo XV, con títulos tales como El Siervo libre del amor de Juan Rodriguez del Padrón, La Historia de Grisel y Mirabella de Juan Flores, o Cárcel de amor de Diego de San Pedro. Ciertos rasgos propios de este género se pueden encontrar también en La Celestina de Fernando de Rojas. 

  • Dos obras de Boccaccio, La comedia de las ninfas florentinas y el Ninfale fiesolano pueden considerarse precursoras de la novela pastoril, género que gracias a la repercusión de La Arcadia, de Jacopo Sannazaro tuvo un gran desarrollo en la literatura europea del siglo XVI. En España puede citarse LA Diana (1559) de Jorge de Montemayor, La Diana enamorada (1564) de Gaspar Pil Polo, La Galatea(1585) de Cervantes y La Arcadia (1598) de Lope de Vega.

  • La obra más influyente de Boccaccio, el Decamenón . En España, la primera traducción de la obra es anónima catalana de 1429, conservada en la Biblioteca de Catalunya, en un manuscrito único, mientras en la biblioteca de El Escorial se conserva el manuscrito más antiguo de la obra en lengua castellanade mediados del siglo XV, que incluye solo la mitad de los cuentos del original y elimina completamente el relato que sirve de marco a las historias en la obra de Boccaccio. La primera edición castellana completa de la obra data de 1496, en Sevilla, siguieron las de Toledo (1524), Valladolid (1539), y Medina del CAmpo (1543). El género de relato o novela corta (del italiano novella, que pasó al español como novela) tardó en ser aceptada en la literatura castellana. Son obras deudoras del Decamenón, las Novelas ejemplares (1613) de Cervantes o las Novelas de Marcia Leonarda  (1621 - 1624) de Lope de Vega.


No hay comentarios:

Publicar un comentario