Páginas vistas en total

viernes, 2 de diciembre de 2011

Charles Aznavour

CHARLES AZNAVOUR






Nace en París, el 22 de mayo de 1942. Su padre Micha, de nacionalidad armenia era hijo de un antiguo cocinero del zar Nicolás II, su madre procedía de una familia de comerciantes armenios de Turquía. Micha, antiguo barítono, decidió abrir un antiguo restaurante armenio en París, donde canta para los exiliados de Europa Central. Con su mujer educan a sus dos hijos, Charles y su hermana mayor Aida, en una atmósfera de música y teatro, en medio de los numerosos artistas que frecuentaban el antiguo restaurante. 

Después de la crisis económica de 1929, la familia Aznavourian se instala en la calle Cardinal-Lemoin, en frente de la escuela de espectáculo. En 1933, Charles comienza a interpretar en pequeños papeles en obras de teatro y películas de cine. En 1939, Micha Aznavourian se compromete como voluntario en el ejército y Charles deja de ir a la Escuela de Espectáculos para trabajar. En 1941 conoce a un joven compositor, Pierre Roche, con quien escribe un dúo y lo interpreta en los cabarets de la capital. El mundo del espectáculo lo adopta.

En 1946 conoce a Edith Piaf y a su ídolo,Charles Trenet. Edith Piaf tiene la intención de llevar el dúo a América. Al final de la década de los 40 el duo Aznavour-Roche vuela hacia los Estados Unidos para pasar luego a Montreal, donde permanecen en cartel durante meses.

En 1952, Charles Aznavour regresa a Francia y comienza a presentarse en solitario, aunque no tiene éxito. En cambio, se hace un nombre como compositor para Mistinguette, Patachou, o también Juliette Greco, quien, con la canción J'hais les dimanches obtiene el Premio SACEM, en 1952. Trabaja asimismo para Edith Piaf y adapta para ella el título americano Jezabel, que se convirtió en todo un éxito.

Es necesario esperar hasta 1954 y una gira por África Septentrional para registrar sus primeros éxitos. Charles Aznavour tiene entonces una treintena de canciones en su poder. Lleva sus recientes canciones a La Alhambra y luego al mítico Olympia de París, aunque las críticas no son muy buenas y el público lo despide con reservas.



En 1956 Charles Aznavouer se convierte en un nombre indispensable de la canción francesa, y en esa época crea Sur ma vie, Parce que, o también Aprés l'amour. En 1957 triunfa finalmente en una serie de conciertos en La Alhambra y en el Olympia y pasa a formar parte de la cabeza del cartel.

Paralelamenta a la carrera de cantante comienza la de actor. En 1958, interpreta un papel en Les draguers de Jean Pierre Mocky y La Tête contra les murs de Georges Franju, en la cual recibe el premio de interpretación masculina del cine francés. 

Trufffault recurre a él en 1960 para Tirez sur le pianiste. El éxito de este filme en los Estados Unidos le abre las puertas al Carnegie Hall. La crítica es entusiasta y Aznavour comienza entonces una verdadera vuelta al mundo que durará varios años. Turquía, Líbano, Grecia, África, la URSS..., Charles Aznavour se convierte en una estrella internacional, vendiendo millones de discos, siendo La Mamma uno de los temas que interpreta triunfalmente en Armenia.

En 1965, y de regreso en Francia, se instala en el tratro Olympia durante doce semanas con One Man Show, donde interpreta treinta canciones. Durante el verano se lo puede ver en la película París au moins d' Aôut, y al final del año estrena su comedia musical Monsieur Carnaval, de donde es su canción La Bohème, que será uno de sus grandes éxitos durante su carrera musical.

En 1966 comienza una nueva gira musical que lo lleva a recorrer Canadá, Las Antillas y América Latina, en donde tiene un enorme éxito con su versión en español de Avec. Alterna durante algunos años recitales en el extranjero  y en Francia. Por otro lado inaugura en el Olympia un sistema inédito de horarios variados para sus recitales. 



A principios de los años 70  redacta sus memorias, Aznavour pour Aznavour y se instala en los Estados Unidos, un año más tarde vuelve a triunfar en el Olympia de París. Algunos meses más tarde recibe el León de Oro en el Festival de Venecia para la versión en italiano de la canción de la película Mourir d'aimer.

Durante el año da numerosos recitales en la costa occidental de los Estados Unidos y triunfa en Broadway. Con la canción Les plaisirs démondés hace su vuelta al mundo. En 1974 recibe el Disco de Platino en Gran Bretaña por la canción She. En 1975, con motivo del seagésimo aniversario del genocidio armenio crea la canción Il sont tombés. Ese mismo año interpreta junto a Claude Chabrol Folies Bourgeoises.

Estrella internacional, sus canciones son versadas por los más grandes. Ray Charles interpreta La Mamma, y Fred Astaire, en 1976, Les plaisirs démondés. En 1977, poco tiempo antes de morir, Bing Crosby versiona Hier Encore. EN 1978 empieza una gira mundial, y una vez más triunfa en Broadway. El año siguiente protagoniza Le Tambour (El Tambor de hojalata), en la que obtiene la Palma de Oro en el Festival de Cannes.


En 1980 triunfa una ve más en el Olympia de París convirtiéndose en uno de sus pilares, y al año siguientes reanuda sus actuaciones en el mundo entero. En 1983 cambia de compañía discográfica y firma contrato con Trema, que se compromete a republicar sus antiguos títulos, y en 1986 sacan las primeras ediciones y un nuevo álbum del que se venden unas 180.000 copias. Ese mismo año se lanza por primera vez a la escritura y lanza Yiddish Conection, la cual se lleva a las pantallas, dirigida por Paul Bonjenah e interpretada por él mismo.






En 1988 regresa al Palacio de los Congresos de París. Pero al finalizar el año, el terrible terremoto de Ervan (Armenia), con 50.000 muertos moviliza al artista que se envolucra personalmente para ayudar a su pueblo de orígen. Crea con ese motivo la fundación Aznavour pour L'Armenie, que se encarga de recoger y enviar prendas de vestir y comida para la población. A principios de 1898 recurre a los artists franceses para el rodaje de un clip. Noventa actores y cantantes registran entonces la canción Pour toi Arménie, de la cual se vende un millón de ejemplares.

Al principio de los años 90 vuelve al cine y a la televisión. En 1991 publica su segunda obra, De mots d'affiche, en donde recopila numerosos textos suyos. A finales de 1990 celebra un recital con su amiga de siempre, Liza Minelli, en el Palacio de Congresos de París.

En 1992 readquiere el catálogo de la Sociedad de Edición Fonográfica Raoul Breton, del que se convierte en su presidente. Este catálogo es uno de los más ricos en Francia, e incluye, entre otras cosas, las obras de Edith Piaf y de Charles Trenet.

En su gira de 1998 cancela dos conciertos a finales de  julio por razones de salud. Con 74 años de edad, el cantante se prepara para enfrentar una nueva gira americana en otoño. Empieza en Nueva York y es todo un éxito. También publica un nuevo álbum de jazz y versiona algunos de sus títulos más conocidos. En el disco colaboran artistas tales como André Cecarelli y Diana Reeves, entre muchos otros.

Algunos problemas de salud, así como accidentes automovilísticos lo obligan a pensar en abandonar las giras. En noviembre de 1999 da sus últimos conciertos en Quebec con tremendo éxito..., pero su actividad no se frena de ninguna manera, ya que desde hace años trabaja en un proyecto para montar una comedia musical sobre Toulouse-Lautrec, y en abril del 2000, finalmente se estrena en Londres.

Desde hace más de 50 años, Charles Aznavour es considerado el amo de la canción francesa, y un artista completo, puesto que, además de ser músico también es actor, y practica la escritura y la pintura con talento. En resúmen: Charles Aznavour no solo es un excelente artista, sino tamién uno muy completo, que, con toda seguridad nos seguirá maravillando con su Arte......



2 comentarios:

  1. Yo también lo quiero.
    En los años setenta estuve en un concierto suyo. Emocionnte para mí. Se detuvo un momento y dijo: "Cuando era un joven cantautor hablaba sobre el escenario para poder comunicarme,expresarme.Ahora cuando hablo en escena es... para recobrar el aliento". A sus setenta años todavía no lo ha perdido y acaba de volver a emocionarnos.

    Buenas noches, Monica
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen. Los grandes Artistas (músicos, arquitectos, escultores, autores, etc) nos emocionan hasta las lágrimas, pues en y a través de su arte habla su corazón, o mejor dicho, ponen en corazón en todo lo que hacen, en lo que realizan, lo que se percibe inmediatamente.., y sin ese pequeño "gran" detalle (tantas veces olvidado o dejado de lado) sería imposible que nos emocionemos con su arte.

      ¿Que dijo Saint Exupery en el Principito? "Lo esencial es invisible a los ojos"

      Buenas noches Carmen
      Mónica

      Eliminar